¿Alguna vez has recibido una sanción de tráfico, lo que llamamos comúnmente «multa» ? Seguro que sí, si no lo has hecho escríbenos para que te dediquemos un post en nuestro blog como ciudadano/a ejemplar. ; P

Bromas aparte, recibida una multa, ya sea porque nos ha llegado la notificación a casa o porque nuestro seguro nos informa de que hemos salido publicados como sancionados en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA), en muchas ocasiones, durante nuestra larga experiencia en la atención a la ciudadanía en la Administración Pública, se ha demostrado que las rápidas decisiones causadas por desacuerdos con la sanción o el asesoramiento imprudente que busca querer alegar o recurrir una multa sin fundamento origina, en la mayoría de los casos, las peores consecuencias económicas para el ciudadano.

Por tanto, es conveniente rehuir las invitaciones espontáneas que fomentan la «alegría» de recurrir una sanción si no conocemos exactamente con qué pruebas cuenta la Administración para sancionarnos y el punto del procedimiento administrativo en el que nos encontramos. Esto es clave para saber si nos conviene recurrir o si, por el contrario, merece más la pena concienciarse de que tenemos que asumir la sanción y aprovechar, al menos, la opción del pronto pago del 50% del importe de la multa que nos ofrece la Administración, ya que alegar una multa por la buenas y sin razones contundentes y probadas dará lugar a la desestimación de nuestras alegaciones y, con ello, perdemos la oportunidad del pago reducido de la sanción.

MULTAS
Foto @WikimediaCommons

Asimismo, todas las dudas que tengas acerca de por qué tengo que identificar al conductor cuando recibo una multa, qué tipo de obligación es ésta y cuándo debo cumplir con dicho requerimiento para evitar una sanción que triplique el importe de la multa original, cuántos días tengo para acogerme al pago con reducción, si la multa viene de la Jefatura Provincial de Tráfico o de la Administración Local para saber contra quién hay que alegar… son consideraciones, entre muchas, que hay que resolver de forma correcta para evitar males mayores. Son decenas de ciudadanos las que hemos encontrado con multas de cientos de euros por el simple hecho de no haber contestado adecuadamente una notificación en tiempo y forma.

Otra casuística muy común es no haber tenido conocimiento de que nos hayan puesto una multa y, más tarde, recibir una notificación que, además, viene incrementada con un recargo, o ver un embargo repentino en nuestra cuenta bancaria sin que sepamos muy bien por qué la Administración nos ha encontrado para esto y, sin embargo, no hayamos recibido la primera notificación de la sanción de tráfico.

Todas estas incertidumbres podemos aclararlas en tu caso concreto en cuestión de minutos si usas nuestra consulta express.

Tarifa: 30€*

*Pincha en el icono correspondiente a tu método de pago (Visa, Mastercard, Amex o PayPal)

Puedes consultar nuestra lista de tarifas aquí.

¡Disfruta de tu tiempo libre y déjanos aquí tu papeleo! ; )

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Gestiona2Go
×